Las 10 tareas de Barack Obama en casa

Barack Obama, durante un acto celebrado en Las Vegas en 2007. (Jae C. Hong / AP). Ampliar

El presidente electo ha puesto la crisis económica como gran prioridad para el principio de su mandato. Deberá afrontar también otros temas candentes como la reforma del sistema sanitario, el cierre de Guantánamo o el uso de energías alternativas. Estos son los 10 temas principales sobre los que tendrá que trabajar Obama en el interior, tras su toma de posesión este martes.

Leer Estándar
Publicado en 20minutos.es

El presidente electo de Estados Unidos ha situado la crisis económica como gran prioridad para el principio de su mandato. Deberá afrontar también otros temas candentes, como la reforma del sistema sanitario, el cierre de Guantánamo o el uso de energías alternativas. Estos son los 10 temas principales sobre los que tendrá que trabajar Barack Obama en el interior, tras su toma de posesión este martes.

1. La crisis económica y financiera

La tarea

Estados Unidos está al borde de un auténtico abismo económico y financiero. En los últimos meses, miles de personas han perdido sus puestos de trabajo (2,6 millones sólo en 2008), han quebrado grandes empresas, la confianza de los inversores es prácticamente inexistente, ha decrecido alarmantemente la capacidad adquisitiva y, por tanto, el consumo; la industria automovilística (uno de los motores del país) está en coma, y el déficit presupuestario ha alcanzado un registro histórico de 483.000 millones de dólares, sin contar con los 700.000 millones del erario público destinados a rescatar, principalmente, a los bancos y entidades financieras a la vez causantes y víctimas de buena parte de esta crisis.

El Gobierno de Obama tendrá que corregir un modelo financiero basado en la libertad total y la falta de control, que ha hecho aguas de la mano de la llamada crisis de las hipotecas y de la codicia de Wall Street, con la inestimable ayuda del alza de los precios del petróleo y de los alimentos, y de una política poco previsora de la Reserva Federal cuando la situación económica era más favorable.

Además de tratar de poner orden en las finanzas, el nuevo equipo será el encargado de poner en práctica los últimos planes de rescate económico y deberá hacer frente, asimismo, a las necesidades de los ciudadanos desempleados o que no disponen de recursos para encarar los gastos de salud, alimentación o combustible.

Las promesas

Obama ha insistido en que la crisis económica será su primera prioridad al comenzar su mandato, y en que para enfrentarla buscará la mayor unidad posible entre demócratas y republicanos.

Entre las medidas que ha adelantado desde que fue elegido se encuentran un plan de estímulo económico especial para la clase media con alivios fiscales, mayores ayudas a los desempleados y a las empresas que creen empleo, más control de los sistemas financieros, políticas para ayudar a adaptarse a la industria automovilística y una mayor protección legal para los contribuyentes y propietarios de viviendas.

Obama ha propuesto asimismo un plan de construcción nacional de obras públicas (puentes, carreteras, escuelas, edificios públicos), con el que espera inyectar efectivo en el sistema de forma rápida y crear empleo.

2. Guantánamo

La tarea

Hace apenas una semana se cumplieron siete años desde la llegada de los primeros presos a la cárcel de Guantánamo, en la base militar que EE UU tiene en Cuba. La prisión fue habilitada por el Gobierno de George W. Bush como parte de la lucha contra el terrorismo y para retener, principalmente, a los prisioneros capturados en las guerras de Afganistán e Irak.

Desde entonces, casi 800 hombres, considerados por EE UU “combatientes enemigos ilegales”, y la mayoría de ellos, acusados de pertenecer a los talibanes o a Al Qaeda, han pasado por esta prisión fuera de la ley. Algunos de ellos han sido sometidos a torturas y a ninguno se le ha concedido el derecho a un juicio previo o a la representación de un abogado, algo que ha sido criticado por gobiernos y organizaciones de derechos humanos de todo el mundo. Todavía quedan 250 detenidos.

Las promesas

El presidente electo ha prometido varias veces que cerrará Guantánamo lo antes posible. De hecho, y según revelaron dos de sus asesores, Obama podría firmar la orden para el cierre de la prisión en su primera semana de mandato, nada más llegar a la Casa Blanca.

No obstante, Obama no ha aclarado aún qué hará con los detenidos que se encuentran en ella actualmente. El desafío, ha dicho, es “establecer un proceso legal para juzgarlos que respete el estado de derecho, pero que no resulte en la liberación de personas que quieren asesinarnos”.

3. El sistema de salud

La tarea

Un total de 47 millones de estadounidenses -entre ellos, casi 15 millones de latinos- carecen de seguro médico. Además, las primas de los seguros médicos han subido cuatro veces más rápido que los salarios en los últimos seis años, en un país que afronta auténticas epidemias de obesidad y enfermedades crónicas.

A pesar de estos datos, y según el Partido Demócrata, el Gobierno invierte menos de 4 centavos de cada dólar destinado al cuidado de la salud en la prevención y en el sistema sanitario público.

Las promesas

Obama ha prometido destinar 100.000 millones de dólares para que todos los estadounidenses tengan seguro médico. Su proyecto incluye un nuevo plan nacional de salud que, sin ser obligatorio, estará a disposición de todos los ciudadanos, con un paquete de beneficios “similar al ofrecido para los empleados federales y del que disfrutan los miembros del Congreso”.

Para llevar a cabo su reforma, Obama deberá enfrentarse a las empresas aseguradoras y farmacéuticas, y ganarse el apoyo de los senadores republicanos que necesita para que el plan sea aprobado.

4. La energía y el cambio climático

La tarea

Estados Unidos es el mayor emisor del mundo de los gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global (es responsable de un cuarto del total de emisiones de todo el planeta), y el último de los países que integran el grupo de las naciones más industrializadas (G8) en lo que respecta a medidas y políticas de prevención y lucha frente al cambio climático.

El Gobierno de George W. Bush se ha negado a firmar el Protocolo de Kyoto contra el cambio climático, aludiendo que perjudica a la industria estadounidense y que es ineficiente e injusto, al involucrar sólo a los países industrializados y excluir de las restricciones a algunos de los mayores emisores de gases en vías de desarrollo, como China e India.

Las promesas

Obama se ha comprometido a que el 10% de la electricidad del país provenga de energías renovables para el año 2012, un porcentaje que crecerá hasta el 25% en 2025. También espera que, para el año 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero se hayan reducido en un 80%.

Por lo pronto, ha propuesto invertir 150.000 millones de dólares en la producción de combustibles alternativos durante los próximos 10 años, y tiene pensado llevar a cabo este mismo año un programa que regule los derechos de emisión de las empresas.

Entre otras cosas, Obama prometió durante la campaña un millón de automóviles híbridos (fabricados en EE UU) en las carreteras para el año 2015.

5. El terrorismo

La tarea

La lucha contra la amenaza terrorista ha sido la gran obsesión del Gobierno de George W. Bush desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. Ello ha implicado que los mayores incrementos en las partidas presupuestarias estadounidenses hayan sido para el Ejército y para medidas de seguridad interna.

Aparte de las guerras en Irak y Afganistán, la política antiterrorista del Gobierno de Bush ha supuesto, en el propio país, una restricción en las libertades de los ciudadanos (según la Asociación estadounidense para las Libertades Civiles, más de un millón de “sospechosos” figuran en la lista de vigilancia antiterrorista confeccionada por las autoridades para ser enviada a las compañías aéreas, agencias de viajes y aduanas).

Según el Partido Demócrata, no obstante, siete años después del 11-S EE UU “todavía no está preparado para un ataque terrorista”, y las recomendaciones de la Comisión creada tras los atentados -mejor protección de las plantas químicas y de los sistemas de tránsito, mejoras en los sistemas de revisión de los aeropuertos y puertos- “han sido ignoradas y su financiamiento ha sido insuficiente”.

Las promesas

La seguridad frente a la amenaza terrorista es otra de las prioridades de Obama, quien ha tratado durante la campaña electoral de no dejar que este tema sea visto como uno de sus posibles puntos débiles.

En este sentido, el presidente electo ha prometido una mayor protección y vigilancia de plantas químicas y nucleares, así como de los sistemas de agua potable.

Por otra parte, y según informó el diario The New York Times, Obama tiene intención de modernizar la forma en que el Gobierno coordina la lucha antiterrorista. Para ello, aboliría la oficina del asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca y transferiría sus responsabilidades al Consejo de Seguridad Nacional. Un viceasesor de seguridad nacional supervisaría los planes para protegerse contra actos terroristas y también la respuesta frente a los desastres naturales.

6. La educación

La tarea

Según puso de manifiesto el propio Obama durante la campaña electoral, seis millones de alumnos de escuela intermedia y secundaria en EE UU leen muy por debajo de su nivel, una tercera parte de los graduados de secundaria no entran inmediatamente en la universidad, los estudiantes estadounidenses de 15 años ocupan el puesto número 28 entre los alumnos de 40 países en matemáticas, y el 19 en ciencias.

Además, los EE UU tienen una de las tasas más altas de deserción escolar del mundo industrializado, y los estudiantes afroamericanos y latinos aún tienen muchas menos probabilidades de graduarse que los estudiantes blancos.

Las promesas

Obama ha prometido incrementar las subvenciones para educación y las ayudas a las escuelas públicas, con nuevos proyectos de actuación como el plan “De cero a cinco”, así como la creación de más créditos fiscales para los estudiantes universitarios.

También quiere mejorar las condiciones de los maestros y ampliar su número. En un discurso en Los Ángeles, el pasado 20 de octubre, dijo: “Reconstruyamos nuestras escuelas y reclutemos a un ejército de maestros, porque lo que más impacto tiene en la educación de un niño es la persona que está al frente del aula”

7. La inmigración

La tarea

La cantidad de inmigrantes indocumentados en EE UU ha aumentado en más de un 40% desde el año 2000, y cada año, más de medio millón de personas entran ilegalmente en el país, o se quedan ilegalmente en él.

Las condiciones de vida de los inmigrantes legales, por otra parte, siguen siendo muy precarias.

Las promesas

Al igual que hiciera George W. Bush, Obama basará su política migratoria en abrir más el camino para la naturalización de los actuales inmigrantes sin papeles, y en fortalecer al máximo la seguridad en la frontera, incluyendo nuevos tratados de colaboración con México.

8. El control de las armas

La tarea

Se calcula que actualmente existen en EE UU unos 200 millones de armas de fuego en manos privadas. Según cifras oficiales, entre 2000 y 2004 más de 140.000 personas (14.000 de ellas, menores) murieron por arma de fuego en un país donde este tipo de armas está presente en aproximadamente el 30% de los hogares.

Según informó la agencia Efe, la venta de fusiles, pistolas y munición se incrementó considerablemente en varias zonas de Estados Unidos tras las últimas elecciones, ante el temor de que la elección de Obama pueda suponer recortes y limitaciones en la compra de armamento.

Las promesas

Obama manifestó su apoyo al derecho a poseer y portar armas recogido en la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense, pero aboga por la prohibición de las armas de asalto, como los fusiles semiautomáticos, y por la aplicación de medidas “de sentido común” para que las armas estén lejos de los menores y los criminales.

En 1999 dio su apoyo a un incremento del 500% en el impuesto federal sobre las armas de fuego y la munición.

9. El control de los ‘lobbies’

La tarea

El Gobierno de George W. Bush (y la mayoría de los de sus predecesores) ha estado marcado por la fuerte influencia de diversos lobbies (grupos de presión), tanto ideológicos (los llamados neoconservadores o los grupos favorables a la política de Israel, entre otros), como económicos.

Los demócratas han denunciado, por ejemplo, que el grupo de industrias energéticas del vicepresidente Dick Cheney, integrado por representantes de la industria de hidrocarburos, ha estado detrás del diseño de toda la política energética de la Administración Bush.

Las promesas

El equipo de Obama ha prometido gobernar al margen de la presión de los lobbies, aunque está por ver si será capaz de hacerlo. Cuenta con la ventaja de haber financiado la mayoría de su campaña electoral a través de pequeñas donaciones por Internet, y no de la contribución de grandes empresas u organizaciones.

10. Los jubilados

La tarea

Los ahorros para la jubilación en Estados Unidos están cerca de los niveles más bajos de la historia, y, según denunció Obama, unos 75 millones de ciudadanos carecen actualmente de planes de jubilación ofrecidos por sus empresas.

Las promesas

Además de promover planes generales de apoyo al ahorro para la jubilación, Obama ha prometido eliminar todos los impuestos sobre los ingresos de las personas mayores que ganen menos de 50.000 dólares al año. También exigirá la divulgación de las inversiones de las empresas con fondos de pensiones.


Leer este reportaje en 20minutos.es
Leer también: Las 10 tareas de Barack Obama en el exterior