La baja por maternidad se topa con la crisis

Los empresarios no quieren ampliarla a 18 semanas, como ha propuesto la UE. Argumentan que la medida retrasaría la salida de la recesión. Las posturas a favor, sin embargo, creen que aumentará el empleo, mejorará la igualdad y hará subir la natalidad.

Leer Estándar
Publicado en 20minutos.es

Los empresarios no parecen estar muy de acuerdo con la vieja idea de que los hijos vienen con un pan debajo del brazo, al menos en lo que respecta a sus empresas. Esta misma semana, la patronal europea se ha mostrado contraria a la propuesta de ampliar la baja por maternidad a 18 semanas que estudia la Comisión Europea con el objetivo, entre otras cosas, de impulsar la natalidad y frenar el envejecimiento de la población en el continente.

Según la patronal, la medida supondría un coste económico excesivo en los actuales tiempos de crisis, y retrasaría la salida de la recesión. Y los empresarios no son los únicos en protestar: al Gobierno alemán, por ejemplo, tampoco le ha hecho gracia.

En contra de esta visión, sin embargo, la Comisión, respaldada por los sindicatos y por numerosas asociaciones de apoyo a la mujer o a la familia, argumenta que la iniciativa no sólo favorecerá la creación de empleo (femenino, en este caso), sino que, además, supone una apuesta de futuro, ya que, a falta de una integración real y justa de los inmigrantes en el mercado de trabajo, de momento, cuantos menos niños nazcan, menos trabajarán el día de mañana para garantizar los sistemas de pensiones de una sociedad cada vez más envejecida. También, afirma, contribuirá a avanzar en la igualdad de oportunidades laborales entre el hombre y la mujer.

La propuesta aún no ha sido aprobada, pero el debate ya está servido, más aún teniendo en cuenta que no parece muy probable que la crisis económica vaya a dar un respiro en los próximos meses.

Todos los detalles del permiso por maternidad y por paternidad, en España y en el mundo, así como las claves de la propuesta europea y las reacciones que ha suscitado, en 30 preguntas y respuestas.

LA BAJA MATERNAL EN ESPAÑA

1. ¿Qué es la baja por maternidad?

La baja por maternidad, conocida también como baja maternal, es el periodo de descanso laboral legalmente establecido para todos los trabajadores en los supuestos de maternidad biológica, adopción y acogimiento familiar, durante el cual la Seguridad Social les paga un subsidio económico (prestación por maternidad).

Muchas organizaciones consideran preferibles los términos “descanso” o “permiso” a “baja”, entendiendo que la baja alude a una enfermedad, algo que la maternidad no es.

2. ¿Qué objetivo tiene?

La prestación por maternidad trata de cubrir la pérdida de ingresos que sufren los trabajadores cuando se suspende el contrato o se interrumpe su actividad para disfrutar de los periodos de descanso por maternidad, adopción y acogimiento.

Con ello se reconoce el derecho de los padres a cuidar de sus hijos en las primeras semanas después del parto, sin que esto les suponga un perjuicio económico, intentando favorecer así, al menos en teoría, la conciliación de la vida familiar y laboral, y el incremento de la natalidad.

3. ¿Cuánto se cobra?

En España, la prestación económica consiste en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora correspondiente al trabajador afectado. La base reguladora es el resultado de dividir el importe de la base de cotización del trabajador en el mes anterior al de la fecha de inicio del periodo de descanso por el número de días a que dicha cotización se refiere (30, si el trabajador tiene salario mensual).

4. ¿Cuándo se inicia?

El derecho a la prestación nace desde el día mismo del parto o desde el inicio del periodo de descanso, en el caso de que éste, generalmente por razones médicas, sea anterior. En los casos de adopción o acogimiento, empieza a partir de la resolución judicial de adopción o de la decisión administrativa o judicial de acogimiento.

5. ¿Quién puede pedir la prestación?

Todos los trabajadores por cuenta ajena y cuenta propia, incluidos los contratados para la formación y a tiempo parcial, cualquiera que sea su sexo (con los condicionantes que marca la ley), y que disfruten de los mencionados periodos de descanso por maternidad, adopción y acogimiento familiar, preadoptivo o permanente.

6. ¿Qué hace falta para pedirla?

Hay que estar dado de alta en la Seguridad Social y tener cubierto un periodo mínimo de cotización de 180 días dentro de los siete años inmediatamente anteriores a la fecha del parto o al inicio del descanso. O bien, tener 360 días cotizados a lo largo de toda la vida laboral.

7. ¿Cuánto dura?

En España, la duración general del periodo de la baja por maternidad es de 16 semanas ininterrumpidas. Hay excepciones atendiendo a casos como partos, adopciones o acogimientos múltiples, o a situaciones de discapacidad u hospitalización del recién nacido.

El descanso se puede disfrutar en régimen de jornada completa o a tiempo parcial.

8. ¿Qué pasa si el parto es múltiple?

Las 16 semanas son ampliables en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo en los casos de parto múltiple.

9. ¿Y si el hijo es prematuro?

Si el bebé es prematuro o requiere hospitalización tras el parto, una vez transcurridas las seis primeras semanas posteriores al alumbramiento, los padres pueden suspender el resto del disfrute de esta prestación (10 semanas) y reanudarla a partir de la fecha del alta hospitalaria.

10. ¿Qué ocurre si la baja coincide con las vacaciones?

En muchos casos, la baja maternal coincide con el periodo vacacional de la empresa, y, a veces, ésta deniega las vacaciones aludiendo a que, por ley, el mes de vacaciones debe disfrutarse dentro del mismo año.

Sin embargo, una sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidades Europeas establece que cualquier trabajadora debe disfrutar de sus vacaciones anuales en un periodo distinto al del permiso por maternidad, a lo que el Tribunal Constitucional agregó que debe ser así “incluso cuando al servirse de tal permiso se haya superado la fecha límite para el goce de las vacaciones”.

11. ¿Qué son las excedencias?

Se puede solicitar una excedencia para atender al cuidado de un hijo o de un menor acogido. En este caso, la duración del periodo considerado de cotización efectiva dependerá de los supuestos contemplados en la Ley General de la Seguridad Social, modificada con la entrada en vigor de la Ley de Igualdad que amplió el alcance y duración de esta prestación.

LA BAJA MATERNAL EN OTROS PAÍSES

12. ¿Cuánto dura la baja en otros países europeos?

Las 16 semanas de baja por maternidad que establece la ley en España sitúan a nuestro país en el octavo lugar dentro del ranking de los países europeos, que encabeza Suecia, con 96 semanas, según un informe de la consultora Mercer Human Resource.

Aparte de casos como el sueco, actualmente la duración más común de la baja por maternidad en Europa varía entre las 14 semanas (en un pequeño número de Estados miembros, como Alemania) y las 28 (República Checa). En algunos (Noruega), puede alcanzar incluso las 52 semanas, aunque sólo una parte de este periodo está remunerado.

  • Suecia. Hasta 96 semanas. Antes del parto se concede un subsidio prenatal durante 50 días. Después, el subsidio parental se paga durante 450 días.
  • Italia. Dos meses antes del parto y tres meses después. Pero el importe es el 80% del sueldo medio percibido durante el mes anterior a la baja.
  • Noruega. 52 semanas por parto. Las mujeres que hayan trabajado durante seis de los diez meses anteriores al parto tienen derecho al 100% del sueldo durante 42 semanas; el resto cobra el 80% del sueldo medio hasta las 25 semanas.
  • Reino Unido. La duración total de la baja por maternidad puede llegar a 40 semanas, pero sólo están remuneradas 18. La baja puede comenzar 11 semanas antes de la fecha prevista para el parto y terminar 29 semanas después. El sueldo es del 90% durante las seis primeras semana.
  • Francia. Para el primer y segundo hijos se establecen 16 semanas (seis de ellas, antes de la fecha prevista para el parto). Para el tercer hijo, 26. El subsidio es el 84% del salario base.
  • Austria. 16 semanas (ocho antes del parto y otras ocho después). El subsidio es del 100%.
  • Alemania. 14 semanas, desde la sexta anterior al parto y durante las ocho siguientes. La prestación se calcula según el salario.
  • Portugal. 12 semanas, seis de ellas antes del parto. La prestación es del 100% del salario.

13. ¿Y fuera de Europa?

A la cola de los países que pagan subsidios está Singapur, con ocho semanas. En Estados Unidos la ley no establece subsidio alguno, pero hay ayudas estatales si la empresa tiene menos de 50 empleados, y existen también otros beneficios aplicables a través de diversas leyes federales. En Canadá la baja puede llegar hasta las 50 semanas, y en Suráfrica hasta los cuatro meses, aunque con sólo el 60% del salario. En Angola y en Afganistán son tres meses (90 días) con el 100% del sueldo.

Aparte de Estados Unidos, sólo en otros cuatro países del mundo no está reconocido el derecho universal de los trabajadores a un subsidio por maternidad. Se trata de Australia, Liberia, Suiza y Papúa y Nueva Guinea. En algunos de ellos, como Australia, existen, no obstante, bonificaciones por cada nacimiento (los llamados “bonos bebé) que pueden llegar a ser equivalentes a un subsidio ordinario.

14. ¿Cuál es la duración recomendada?

Organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o UNICEF creen que una baja seis meses de duración es la idónea para favorecer la lactancia materna y garantizar un mejor desarrollo del bebé. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomienda 18 semanas.

LO QUE PROPONEN

15. ¿Qué ha propuesto la Comisión Europea?

La Comisión Europea (CE) ha propuesto ampliar de 14 a 18 semanas la duración mínima en toda la UE de la baja por maternidad.

El Ejecutivo comunitario quiere además que, como regla general, las mujeres que estén de baja por maternidad sigan recibiendo su salario mensual completo. No obstante, esta disposición no será obligatoria y los Estados miembros podrán fijar determinados límites, siempre que el importe final no sea inferior a la prestación por enfermedad.

Además, deberán tomarse obligatoriamente seis semanas de baja por maternidad después del parto. Para el resto del permiso, se daría flexibilidad a la mujer para decidir si prefiere cogerlo antes o después de dar a luz.

Asimismo, se reconocería el derecho de las mujeres que regresan de una baja por maternidad a pedir flexibilidad en los horarios. El empresario estaría obligado examinar la demanda, aunque no tendría la obligación de aceptarla.

16. ¿Cuál es el objetivo?

Según el comisario de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, seis millones de mujeres europeas de entre 25 y 49 años se ven obligadas a trabajar a tiempo parcial o a no trabajar para poder ocuparse de los niños.

Esta situación es una de las principales causantes del descenso de la natalidad y el envejecimiento de la población en Europa, donde el 17,08% de sus habitantes es mayor de 65 años (España será el tercer país más envejecido de la UE en 2050 con una población mayor de 65 años en torno al 32%, sólo superado por Italia, con el 32,62%, y Eslovenia, con el 32,50%, según las proyecciones realizadas por Eurostat ).

El objetivo de la propuesta de la CE es mejorar la conciliación entre la vida familiar y profesional de las mujeres que acaban de dar a luz, y aumentar la tasa de empleo femenino, así como incentivar el crecimiento de la natalidad.

17. ¿Qué otros fines se persiguen?

Bruselas cree que extender la baja por maternidad tendrá un impacto positivo sobre el estado de salud de las madres, ya que les permitirá recuperarse más rápidamente del parto y “establecer una relación sólida con su hijo”.

La iniciativa servirá también, según la Comisión, para garantizar una mayor igualdad entre hombres y mujeres y para que no se penalice financieramente a las mujeres que tienen hijos.

La CE entiende que la medida beneficiará también a los empresarios, ya que “tendrán una idea más precisa de la duración de la ausencia de sus asalariadas”, ya que éstas recurrirán menos a permisos parentales extraordinarios al haber vuelto al trabajo con sus hijos más crecidos.

18. ¿Cuándo se va a aprobar?

De momento es sólo una propuesta que tiene que ser ratificada aún tanto por los 27 Estados miembros como por la Eurocámara. La Comisión espera que se apruebe a lo largo de este año. Los Estados miembros tendrán entonces dos años más para introducir la directiva en sus legislaciones nacionales.

LAS REACCIONES

19. ¿Qué opinan los empresarios de la propuesta de l CE?

La patronal europea, Business Europe, se ha mostrado contraria a la propuesta de la CE, porque considera que puede afectar de forma negativa a la competitividad de las empresas y retrasar las soluciones para salir de la actual crisis económica.

La patronal alemana, por ejemplo, ha calculado en 500 millones de euros anuales el coste del proyecto.

20. ¿Qué opinan los sindicatos?

La Confederación Europea de Sindicatos celebró la propuesta y aseguró que llega “en un buen momento”, aunque “se queda corta”.

En España, la secretaria de Mujer de Comisiones Obreras, Carmen Bravo, calificó la propuesta de positiva, aunque añadió que “sería mejor y más eficaz para la conciliación si esa ampliación recayese en el padre, o si los permisos fueran para ambos progenitores”.

21. ¿Qué dicen otras organizaciones?

Tanto la Federación Española de Grupos ProLactancia (FEDALMA) como el Foro Español de la Familia y la CELEM (Coordinadora Española para el lobby europeo de mujeres), consideran positiva la iniciativa y entienden que no supondrá un coste económico importante.

22. ¿Cuál es la postura del Gobierno?

Antes de que se presentase la propuesta de la Comisión Europea, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, declaró que la ampliación de la baja de maternidad “no estaba prevista” en España.

Fuentes de este Ministerio han señalado después, no obstante, que “hay que apoyar siempre cualquier iniciativa que signifique un aumento de los derechos de los ciudadanos en el ejercicio de su paternidad y maternidad”.

23. ¿Qué están haciendo los ciudadanos?

Desde hace años se han venido organizando recogidas de firmas en España a favor de una ampliación del permiso por maternidad. Y en Internet han surgido iniciativas pidiendo la baja de seis meses.Facebook, por ejemplo, unas En 11.000 personas han apoyado ya esta reivindicación, convirtiéndose en apenas unas semanas en unas de las causas políticas españolas más populares de esta red social.

EL PADRE

24. ¿Qué es el permiso de paternidad?

En España, el permiso por paternidad, implantado en 2007, dentro de la Ley de Igualdad, tiene una duración de 13 días, a los que se añaden dos en concepto de permiso por el nacimiento del hijo (en total, 15). Puede solicitarse en los mismos casos que el de maternidad, es decir, por nacimiento, adopción y acogida.

El Gobierno ha anunciado su intención de ampliar este permiso hasta cuatro semanas, aunque aún no hay fechas concretas.

25. ¿Qué es la baja compartida?

El padre puede ampliar su permiso por paternidad si la madre le cede parte del suyo, en el caso de que ambos trabajen. Una vez transcurridas las primeras seis semanas de descanso obligatorio, la madre puede ceder las diez semanas restantes al padre, siempre que éste reuna los requisitos necesarios de cotización. El padre puede optar por disfrutar del tiempo de permiso cedido por la madre al mismo tiempo que ella o a continuación.

En caso de fallecimiento de la madre, el derecho a estas seis semanas lo puede solicitar el padre.

En el primer trimestre de 2008, 1.280 mujeres en España renunciaron a completar su baja maternal para compartir este permiso con su pareja, tal como hizo, por ejemplo, la ministra de Defensa, Carme Chacón.

Esta cifra supone sólo el 1,46% de las bajas maternales en ese primer trimestre (87.677). La opción fue elegida por un 8,9% de parejas menos que en el mismo periodo de 2007.

26. ¿Tiene previsto algo la UE para los padres?

El comisario de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, ha dicho que la Comisión es “favorable” a mejorar la baja para los padres”, pero añadió que la cuestión está siendo negociada por los agentes sociales y que, en principio, no tiene previsto presentar ninguna propuesta formal, al menos durante el mandato de la actual Comisión, que expira en noviembre de 2009.

LAS CIFRAS

27. ¿Cuántas bajas por maternidad se piden en España?

En 2008, la Seguridad Social gestionó 359.160 prestaciones económicas por maternidad, un 8,30% más que en el mismo periodo del año anterior. La cifra incluye tanto la prestación por maternidad disfrutada íntegramente por la madre como los casos en los que la madre, una vez transcurridas las primeras seis semanas de descanso obligatorio, cede las diez restantes al padre.

La Seguridad Social dedicó el año pasado más de 1.800 millones de euros al pago de la prestación por maternidad.

28. ¿Y por paternidad?

Cada vez más. En 2008, 279.756 padres disfrutaron de esta prestación, lo que supone un 7,13% más que el año anterior. El porcentaje de permisos de paternidad con respecto a los de maternidad alcanzó ya el 77,9%.

La cantidad destinada por la Seguridad Social a permisos de paternidad fue de 212 millones de euros.

29. ¿Cuáles son los datos por comunidades?

El mayor número total de permisos por maternidad correspondió a Andalucía (65.205), Cataluña (64.374) Madrid (59.022) y la Comunidad Valenciana (37.405). Las comunidades donde más aumentó fueron Aragón (23,31%), Extremadura (14,82%), Castilla-La Mancha (14,43%) y Melilla (14,37%).

Las comunidades donde más creció el número de padres que se acogieron al permiso fueron Ceuta (50%), Castilla-La Mancha (43,70%), La Rioja (27,91%) y Aragón (26,80%). Donde más disminuyó: Melilla (-66,67%), C. Valenciana (-9,50%), Asturias (-8,91%) y Canarias (-5,11%).

Los mayores porcentajes de permisos de paternidad respecto a los de maternidad en 2008 recayeron en La Rioja (92,3%), Aragón (86,7%), Castilla-León (86,5%) y Castilla-La Mancha (90,7%).

DISCRIMINACIÓN

30. ¿Basta por ampliar el permiso para avanzar hacia la igualdad?

Las políticas encaminadas a la integración de la mujer en el mundo laboral y a la conciliación del trabajo y la vida familiar sólo son efectivas si las empresas toman conciencia de ello y reciben incentivos para hacerlo.

La otra cara del permiso maternal es que aún son muchos los empresarios que son reticentes a realizar o renovar contratos a mujeres “en edad de quedarse embarazadas” porque temen que el ejercicio de su derecho a una baja maternal perjudique los intereses de la empresa.

Más del 80% de las trabajadoras embarazadas en España sufren, en mayor o menor grado, algún tipo de lo que se empieza a conocer como ‘mobbing maternal’ (acoso o discriminación en el trabajo por el hecho de estar embarazadas). El dato es de un informe realizado por la Fundación Madrina, una asociación que asiste a jóvenes y adolescentes embarazadas sin recursos y en riesgo de exclusión social, las más perjudicadas en estos casos.

De acuerdo con este estudio, cerca del 25% de las trabajadoras embarazadas de entre 18 y 25 años acaban siendo despedidas.

Por otra parte, en 2008, de las 32.038 excedencias que tramitó la Seguridad Social para el cuidado de hijos o familiares, 29.561 fueron para mujeres y sólo 2.477 para hombres.

Según cifras difundidas por Eurostat, España sigue a la cabeza de Europa en lo que respecta a desempleo femenino, con una tasa del 15,5%.


baja maternalImagen: “Maternal Admiration” (1869), de William-Adolphe Bouguereau
Leer este reportaje en 20minutos.es