La cuerda de la ministra Ana Mato, cada vez más floja

La ministra de Sanidad, Ana Mato. (Juanjo Martin / Efe). Ampliar

Hacienda ha estrechado esta semana el cerco a la titular de Sanidad al desvelar nuevos pagos de la trama Gürtel a su familia. Mato se ampara en la confianza de Rajoy e insiste en responsabilizar a su exmarido.

Leer Estándar
Publicado en 20minutos.es

Preguntada hace un par de meses sobre si pensaba que el caso Gürtel había deteriorado su imagen, la ministra de Sanidad y Servicios Sociales, Ana Mato, respondía que no tenía tiempo para preocuparse de esas cosas: “Dedico todos mis esfuerzos a trabajar por mejorar el bienestar de los ciudadanos”, añadía. En aquel momento, documentos policiales habían reflejado ya regalos de las empresas de esta trama de corrupción política a su familia por un valor total de más de 50.000 euros.

La salida a la luz esta semana de un nuevo informe de la Agencia Tributaria, en el que, además de confirmar esos “obsequios”, se indica que Gürtel pagó también, entre otros, parte de dos viajes realizados por Mato en 1998 y 1999 (a Disneyland Paris con uno de sus hijos, y a Dublín, respectivamente), ha puesto a la ministra más aún en la cuerda floja y la obligará, probablemente, a tener que buscar tiempo para tratar no solo de mejorar su imagen, sino también de conservar su puesto.

Mato insiste en que los informes no la acusan a ella directamente, sino a su exmarido, el exalcalde de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda, uno de los principales imputados por la trama Gürtel, actualmente expulsado del PP, y con quien aún estaba legalmente casada, en régimen de bienes gananciales, cuando se produjeron los supuestos regalos a la familia.

La titular de Sanidad mantiene que desconocía el origen de los pagos, denuncia que se la está intentando hacer “responsable de la conducta de otra persona”, y ha hablado de “infamias”, de “calumnias” y de “cacería personal y política”. Entre los obsequios de la trama Gürtel, la red liderada por el empresario Francisco Correa, figuran, además de los viajes, artículos de lujo de la firma Louis Vuitton valorados en 610 euros y la organización de diversos “eventos familiares particulares”, incluyendo fiestas de cumpleaños y una comunión.

Estas son las claves de lo que sabemos hasta ahora gracias a lo revelado por Hacienda, así como de las reacciones suscitadas por el escándalo.

El nuevo informe

El documento oficial dado a conocer esta semana por Hacienda analiza los pagos de la red Gürtel a Jesús Sepúlveda y su familia, y responde a la petición que hizo a la Agencia Tributaria el juez instructor del ‘caso Gürtel’, Pablo Ruz, de ampliar los anteriores informes elaborados por  la Unidad contra la Delincuencia Fiscal y Económica (UDEF) de la Policía sobre los pagos de la red al exalcalde de Pozuelo. Hacienda se ha valido para elaborarlo de documentación intervenida en registros judiciales.

El informe, de 114 páginas, contabiliza un total de quince servicios diferentes pagados por Gürtel, incluyendo el abono de varios billetes de avión. Es la tercera vez que Hacienda remite conclusiones sobre los obsequios a la familia de la actual ministra. Las dos informes anteriores, elaborados en 2009 y 2011, reflejaban regalos realizados entre 2000 y 2004 y contabilizaban obsequios por un valor total de algo más de 50.000 euros. En este nuevo informe, Hacienda mantiene esta cifra, al tiempo que rectifica algunas cantidades, como la de la polémica factura del confeti (4.680 euros) que, en parte, correspondía a la fiesta de ascenso del Club de Fútbol Getafe, y no a la celebración del cumpleaños de uno de los hijos de Mato.

Diez años de regalos

Hacienda desgrana los pagos año por año, en un periodo que abarca de 1996 a 2006. Estas son las principales conclusiones:

1996. El nuevo informe de la Agencia Tributaria destaca el abono por parte de la agencia de viajes Pasadena (vinculada a Gürtel) de un viaje a Helsinki (Finlandia) realizado en diciembre por Jesús Sepúlveda, el extesorero del PP Luis Bárcenas, y el presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa. Los tres se alojaron en el hotel Hesperia e hicieron una “excursión con huskies”. En un correo de un empleado de la agencia sobre este viaje se dice que la empresa invita a clientes “vip” que hacen “viajes de incentivo”: “Resérvame tres dobles para uso individual. Las habitaciones tienen que ser grandes y con vistas a la ciudad de Helsinki. Quiero pisos altos”, indica. Ese mismo mes, el matrimonio Sepúlveda-Mato hizo otro viaje con cargo a Pasadena, esta vez a Santiago de Compostela y se alojaron en el hotel La Toja.

1998. Hacienda recoge el pago de un viaje en octubre de Ana Mato, entonces diputada nacional del PP, y un niño (uno de sus hijos) a Eurodisney, en París, con tres noches de hotel, dos de las cuales se pagaron con una tarjeta Visa de Correa. La tercera corrió a cargo de la Dirección General para España y Portugal de Disneyland París. La familia estuvo alojada en el hotel Newport y, además de la estancia, la reserva incluía el desayuno con personajes de Disney y las entradas al parque temático. Según el informe, el coste del viaje fue de al menos 3.635 francos (555 euros). Este mismo año, Pasadena también pagó a Sepúlveda el alquiler de un coche y un billete de avión a Jerez.

1999. El informe indica que en 1999 Pasadena abonó a Ana Mato y una hija suya un viaje a Dublín que ascendió a 1.300 euros. En la factura de la agencia aparece manuscrito “Consultar con sr. Correa” y “REG”, letras estas últimas que el informe traduce por “regalo”, y que aparecen en otras facturas analizadas.

2000. Según el informe, la red corrió con gastos a favor de Sepúlveda por valor 10.250 euros, en concepto de billetes y estancias del exalcalde en hoteles de Tenerife y Barcelona, así como de billetes de avión y de tren para sus tres hijos.

2001. Pasadena y otra empresa de Correa, Special Events, prestaron servicios a Sepúlveda por valor de 12.480 euros, incluyendo varios billetes de avión, estancias en hoteles y alquiler de vehículos correspondientes a Jerez, Málaga, Dublín (donde Sepúlveda se alojó en el hotel Ritz), La Palma y Valencia.

2002. Special Events organizó una fiesta de cumpleaños “con animación” con un coste de 1.996 euros que no se cobró, según explica el informe, que indica que ese año Pasadena pagó servicios al exalcalde de Pozuelo por 14.392 euros. Los gastos de la agencia de viajes se cargaron en un documento titulado “Extracto servicios sres. Sepúlveda//Mato”, con la nota manuscrita “Cobro Ficticio”.

2003. Pagos de  3.719 euros para billetes de avión y otros conceptos, consignados también como “ficticios”.

2004. La red Gürtel pagó a Sepúlveda 5.931 euros por una fiesta de cumpleaños en el mes de junio, así como varios billetes a los hijos y al exalcalde.

2005. Easy Concept, una de las empresas de la trama, abonó los gastos de 1.822 euros de la comunión de una hija de Sepúlveda y un cumpleaños infantil de 2.420 euros justificado este último como “gastos de RRPP” (relaciones públicas).

2006. De nuevo como “gastos de RRPP”, la red pagó otro cumpleaños infantil.

“Obsequio Ana Mato”

El informe elaborado por la Policía que fue conocido a principios del pasado mes de febrero detallaba, por su parte, el hallazgo de un documento que indica la compra, por parte de Special Events, de dos artículos de lujo de la firma Louis Vuitton destinados a la actual ministra de Sanidad por valor de 610 euros. El documento presenta una anotación manuscrita en su parte inferior: “Obsequio Ana Mato”.

El informe policial ya indicaba asimismo que la trama de corrupción Gürtel regaló a la familia Mato-Sepúlveda los referidos viajes turísticos por valor de 50.000 euros, al tiempo que sufragó “eventos familiares particulares” como fiestas de cumpleaños con payasos, que costaron más de 11.800 euros.

En el documento se recogen pagos por la trama de otros 75.000 euros para la oficina del PP en Pozuelo, y se señala que la organización liderada por Francisco Correa prestó “distintos servicios turísticos para el llamado Jesús Sepúlveda y/o distintos miembros de su familia entre los años 2000 y 2004 por parte de la empresa Pasadena Viajes”.

Aparece también el resguardo de una entrega de efectivo por importe de 480 euros a Álvaro Pérez, conocido como “El Bigotes” y presunto responsable de la trama en Valencia. En este resguardo consta como concepto “compra obsequio Ana Mato”.

El informe analiza el periodo 2000-2005, periodo en el que Ana Mato y Jesús Sepúlveda estaban separados, no divorciados, y seguían en régimen de bienes gananciales.

Contabilidad “B”

Los informes que la Policía ha ido entregando al juez analizan apuntes de la cuenta personal de Sepúlveda que aparecieron entre los documentos de contabilidad “B” de la organización de Correa incautados en la nave industrial de Ventorro del Cano, en Alcorcón. Uno de ellos, incorporado al sumario del caso Gürtel en enero de 2011, desvelaba ya que la trama de corrupción pagó en 2003 y 2004 estancias en hoteles y billetes de avión o tren al exalcalde y a su familia por valor de 27.992 euros a través de la agencia de viajes Pasadena.

El primer informe policial concluía que Sepúlveda recibió entre 1998 y 2004 numerosas entregas en metálico de la organización, según constaba en los archivos del pen drive intervenido al contable de la trama, José Luis Izquierdo. Esos movimientos se detectaron de manera más acusada entre 2002 y 2004, cuando el exalcalde recibió “de forma periódica y prácticamente mensual” cantidades que oscilaban entre los 3.000 y 24.000 euros.

“No tengo nada que ver con eso”

La defensa de la ministra se ha basado, desde el primer momento, en insistir que no era consciente de la realización de estos pagos, ni de la procedencia del dinero con el que se pagaban los obsequios, sino que era su exmarido, Jesús Sepúlveda quien se encargaba de gestionarlos. Según mantiene su entorno, ambos “se dividían los gastos”.

El propio Ministerio de Sanidad ha recordado, a través de un comunicado, que Sepúlveda ha manifestado que él era “el único responsable” de “cualquier decisión económica o movimiento” en sus cuentas, así como de la relación con Francisco Correa, y que Mato no tenía conocimiento de sus negocios. Los datos que aporta el nuevo informe son, en este sentido, “más de lo mismo”, y la ministra “nada tiene que ver” con ellos, según el Ministerio. “Estamos asistiendo a un goteo de datos que lo único que hacen es afectar a la imagen de la ministra”, añade.

Mato siempre ha destacado, por otra parte, que tanto la Fiscalía como el juez Antonio Pedreira ya apuntaron que no existía caso contra ella (el caso, en realidad, fue declarado prescrito).

Con respecto a la visita a Disneyland Paris, la titular de Sanidad ha dicho que ella misma pagó el viaje que realizó en 1998, y que acordó con su exmarido que él abonase el importe de los gastos de su hijo. “Desconozco que una persona ajena a nuestra familia haya pagado parte de ese viaje”, ha señalado.

Fuentes cercanas a Ana Mato han indicado, por otro lado, y según informa El País, que algunos de los detalles que incluye el informe de la Agencia Tributaria no coinciden con el viaje en el que la ministra sí admite haber participado con más miembros de su familia a París.

Estas son algunas de las frases pronunciadas por Mato en relación al caso:

“Esta infamia no me va a doblegar porque no tengo nada que ocultar, voy a seguir trabajando al servicio de los españoles y muy orgullosa de pertenecer a este Gobierno. Tengo el apoyo del presidente” (13-2-2013).

“[Soy víctima de] una cacería política y personal alentada para adjudicarme conductas de otra persona” (13-2-2013).

“No puedo tener ninguna responsabilidad, y así lo ha dicho un juez, por lo que haya podido hacer o dejado de hacer otra persona” (19-2-2013).

“[Las acusaciones] son calumnias. Es profundamente injusto que se pida mi dimisión” (19-2-2013).

“Estoy estudiando con mis abogados acciones judiciales contra todos aquellos que me están difamando. No tengo nada que ver con esa cuestión” (8-3-2013).

Presiones a Interior

Según informó el pasado mes de febrero 20minutos.es, citando fuentes solventes, Ana Mato presionó al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para intentar que el último informe policial elaborado por la UDEF no llegara al juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, el órgano que lo había solicitado. Se trataba del mencionado informe ampliatorio sobre los regalos que habían recibido algunos beneficiarios de los sobornos de la trama, incluido Sepúlveda; el documento que comprometía a Mato por los viajes turísticos, los artículos de lujo y los “eventos familiares particulares”.

Las mismas fuentes destacaron que la llamada de Mato a Interior no tuvo ningún efecto, ya que la ministra se enteró de las conclusiones del informe demasiado tarde y éste, de 81 páginas, ya estaba en manos de la Audiencia.

La confianza de Rajoy

Uno de los puntos en los que más inciden tanto Ana Mato como su entorno es el hecho de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sigue manteniendo su apoyo a la titular de Sanidad. El pasado 8 de febrero, poco después de que se conociesen los detalles del informe policial, Rajoy aseguró que tenía “plena confianza” en la ministra porque una de sus obligaciones, indicó, es “ser justo”. “Ella lo merece y es una magnífica ministra”, añadió.

Mato cuenta asimismo con el respaldo de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien aseguró, también en febrero, que la ministra “ya ha dado explicaciones públicas” sobre los supuestos pagos de la trama ‘Gürtel’ a ella y su exmarido. La portavoz del Ejecutivo recordó entonces el mencionado archivo de la causa relacionada con estos supuestos pagos, decretado en 2011.

“Un insulto a las mujeres”

Mientras, desde la oposición se pide insistentemente la dimisión de Mato como ministra de Sanidad por su supuesta implicación en el caso Gürtel. Así lo han reiterado esta misma semana varios dirigentes del PSOE, entre ellos, la portavoz de Igualdad de este partido en el Congreso y miembro de la dirección del Grupo Socialista, Carmen Montón, quien reprochó además a Mato el “papel de mujer engañada” que, a su juicio, está adoptando para tratar de salir del escándalo Gürtel: “No tiene ninguna credibilidad intentar salir de ese escándalo esgrimiendo un papel de mujer engañada. Es un insulto a las mujeres. Con todo el respeto que se merece hay que decirle que se marche porque cada día que pasa es peor”, dijo.

En este mismo sentido, el portavoz socialista en Sanidad, José Martínez Olmos, cuestionó la línea de defensa de la ministra y, especialmente, las palabras del portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, quien aseguró que “las mujeres que son engañadas por sus maridos no son tontas y no tienen que pagar tampoco por lo que ellos hagan”. “Machista y deprimente la teoría de Alonso sobre las mujeres engañadas por sus maridos, para exculpar a Mato de los viajes de Gürtel”, afirmó el exsecretario de Estado en un comentario en Twitter.

Una corredora política de fondo

Nacida en Madrid el 24 de septiembre de 1959 (tiene 53 años), Ana Mato es licenciada en Sociología y Ciencias Políticas, y tiene tres hijos, de cuyo padre, el exalcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, está separada.

Su virtud más destacada es, posiblemente, su facilidad para coordinar equipos, campañas y mensajes, no en balde a eso se ha dedicado prácticamente desde que entró en política a principios en 1983 de la mano de Jorge Verstrynge, quien le pidió que colaborara con él en la extinta Alianza Popular, donde Mato estuvo a cargo del Departamento de Información dentro de la Vicesecretaría de Acción Territorial. Después trabajó como asesora de José María Aznar cuando éste accedió a la presidencia de Castilla y León en 1987.

En las elecciones autonómicas de 1991 fue elegida diputada de la Asamblea de Madrid, donde fue portavoz del PP en la Comisión de Desarrollo Estatutario. Posteriormente, en las generales de 1993 resultó elegida diputada por Madrid en el Congreso. Representó a su partido en el Consejo de Administración de RTVE y en junio de 1994 fue nombrada portavoz del Grupo en la Comisión de Control de esta entidad en el Congreso.

El 20 enero de 1996 fue incluida en la Ejecutiva Nacional del PP por designación directa de Aznar y en los comicios legislativos del 3 de marzo de 1996, que dieron por primera vez la victoria al PP, fue reelegida diputada nacional por Madrid. Poco después, fue nombrada portavoz del Grupo Parlamentario popular en el área de Telecomunicaciones.

El 7 de julio de 2003 fue nombrada coordinadora del área de Organización del partido, convirtiéndose en el número tres del PP. Fue reelegida diputada en 2000 y 2004, año en el que el PP perdió las elecciones y Mato dejó el cargo de coordinadora de Organización del partido. En las elecciones europeas del 13 de junio de 2004 logró un escaño en el Parlamento Europeo. Tras su elección renunció a su acta en el Congreso.

Durante el XV Congreso Nacional del PP, en octubre de 2004, fue incorporada por el nuevo presidente del partido, Mariano Rajoy, al Comité Ejecutivo. Volvió a la política nacional tras ser incluida en las listas del PP al Congreso, como número tres por Madrid, en las elecciones del 9 de marzo de 2008, en las que resultó elegida diputada.

El 21 de junio de 2008, en el XVI Congreso del PP, fue elegida vicesecretaria general de Organización y Electoral del partido y en marzo de 2009 fue nombrada coordinadora de la campaña electoral para los comicios europeos de junio. En julio de 2011 fue designada directora de la campaña electoral para las generales del 20 de noviembre, en las que el PP obtuvo mayoría absoluta. En estos comicios, Ana Mato, que concurrió como número tres de la lista popular por Madrid, fue reelegida diputada y el 21 de diciembre Rajoy la nombró ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Como profesora ha dirigido seminarios sobre política y sistemas políticos y electorales en Masuk, EE UU, y ha ejercido en el Departamento de Sociología Electoral de la Facultad de Ciencias Políticas. Patrono de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), Mato posee de la Medalla al Mérito de las Telecomunicaciones.


Ver este artículo en 20minutos.es